miércoles, 19 de diciembre de 2007

Motivos para preocuparse


A VECES (generalmente cuando estoy aburrido en el taxi o en el micro) me pongo a pensar en las ventajas de no tener carro. Por ejemplo, no tener que preocuparse en dónde estacionar, en que te roben los faros y los espejos, en tener el SOAT al día, en el cambio de aceite y otra larga infinidad de cosas.

Por ejemplo, no tener que preocuparte en que un buen día de esos en que todo parece salir mal termine con un pedazo de árbol cayendo encima de tu carro. Como le paso a mi amiga la Negra con su viejo y querido carro, la siempre servicial señora Blanquita.
Es la primera vez que veo que un árbol se choca con un carro, y no al revés:


Por si acaso, la señora Blanquita es el de derecha que casi no se puede ver. Fuerza, amiga.
(y gracias G., por la fotografía)

4 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

que alucinante! donde paso eso?

Jaime C. dijo...

En Barranco, frente a la Iglesia, no hace mucho.

Mary dijo...

asoo qeu bravo ...a hora a cuidarse tambien d elos arboles

OSNIEV dijo...

Oiga maestro esto si que es bueno, porque no conozco a nadie que tenga carro que no haya maldecido algunas de estas cosas: i) Que, el galón de gas, cueste igual o más que un kilo de bisteck; ii) Que no haya donde estacionarse y tengas que dar mil vueltas; iii) Por la constante fobia al hurto de un accesorio original; iv)Porqué te sientes inseguro, ante tanto carro ajeno que compite con uno, como si fueses tambien tu taxista¿?; v) Porqué tienes que tener un presupuesto aparte para pagar el impuesto que te cobran: Los "limpiadores" de lunas, los falsos mendigos de los cruces, los vendedores de tonterías, los que te cobran por cuidartelo, los tombos magos que descubren cualquier infracción, vi) Y, porqué nunca puedes tomarte un trago con la libertad del caminante. Solo eso. Saludos.
ON